y el 2012 volvemos con TODO!!! éxitos para tod@s y gracias por seguir visitando el blog, a pesar del abandono en el que ha estado!
viernes, 10 de octubre de 2008

Las dos caras de amar demasiado

Soltero Arcano de Manrique |

"Yo la sentaba en mi regazo
Enloquecía solo a su contacto
La he conservado en la memoria
Tal como estaba: siempre a mi lado"

Han pasado más de ocho meses desde que la mujer con la cual me iba a casar me dejó. Desde aquel último beso tierno y sincero en la puerta de embarque del aeropuerto, que anunciaba el inicio de un calvario que terminó por asesinar lo poco de inocente que me quedaba, han pasado varias lunas por el techo de mi casa. A esas, las que despedí fumando un cigarro y tarareando la canción que siempre me hizo recordarla, ahora la maldigo, escupo y lloro.

Ese último beso no me avisó que luego, estando ella fuera del país, me dejaría por otros hombres y que me haría caer en un abismo de depresión y desesperación que me llevó a cometer muchos errores, por intentar defender lo último que me quedaba: un amor puro, sincero... el cual no supo valorar cuando, en medio del frenético ritmo de las discotecas, a otro hombre se entregó.

"Nunca me juró su amor
Lo creía eterno yo
Y ella me sonreía a mi
Miraba hacia el mar..."

Apenas tuve noticia de ello, la impresión fue tan grande que no pasé dos días hospitalizado, como a ella luego le dijeron, sino muchos más. ¿De saber ella que sus actos me pudo haber matado, hubiera cambiado la historia? No lo creo, ya estaba escrito.

Tenía que haber una explicación para todo esto y la respuesta saltó de inmediato. El problema no era ella, si no yo. Ella nunca me juró su amor, aunque varias veces sí lo dijo de la boca para afuera. Recordaba los momentos en los cuales, abrazado junto a ella, le decía mil cosas al oído. Y porque el hombre es imbécil e imprudente: le dije que la amaba.

Ella respondió con un beso y luego vinieron las palabras más horribles que pude haber dicho, aquellas que destruyeron mi vida, mi corazón ... 

- "Quiero casarme contigo"

Sus ojos negros se abrieron y rompió a llorar. En ese momento, por mi mente pasó todas las veces que conversamos y recordé que en sus planes de vida no estaba yo.  Recordé que cada vez que le decía que yo quería comenzar a construir un futuro a su lado, ella sólo me sonreía y me esquivaba.

"Me emborrachaba entre sus brazos
Ella nunca bebía ni la vi llorando
Yo hubiera muerto por su risa
Hubiera sido su feliz esclavo..."

Sin embargo, mi dolor no era total. A pesar que delante de mis amigos maldecía mi mala suerte y lloraba de rabia, aún en mi corazón mantenía la esperanza que cuando me viera a su regreso todo cambiara. ¡Todo tenía que ser un sueño, porque el amor de mi vida no puede ser así!

Yo la recordaba como siempre se mostró ante mi: una mujer tierna, linda, cariñosa, comprensiva. Era mi mejor amiga, mi todo, mi sol, la que con sólo tocarme borraba todo el dolor que me causaba el mundo.  Mi roca, mi refugio ... y yo era enteramente suyo.

"¡Qué dolor, sucio y traidor!
Me envenena el corazón
Se que ella nunca enloqueció
¡Jamás perdió el control!"

Cada día que pasaba el dolor se iba haciendo más grande. No era el dolor de la traición, sino el dolor de un amor engañado, traicionado. Saber que ella aún pensaba en mi cada vez que ella, en la soledad de su cuarto, a veces decía mi nombre. ¡Mi corazón lo podía sentir y me hacía llorar de dolor! 

Mi comportamiento se volvió errático cada vez que ella mostraba señales de vida. No sabía qué hacer ni qué decir. Y como todo en la vida tiene un balance, ella encontró su centro en su falsa posición: que no podía darme lo que yo necesitaba y que yo merecía algo mejor.

Desesperado y prácticamente enceguecido por su amor negado, me refugié en la soledad de la cerveza y las drogas, hasta que un día - ¡nunca olvidaré la fecha! - mi corazón dejó de sangrar.

"Quiero verla bailar entre los muertos
A esa cintura morena que me volvió loco
Llevo un velo de sangre en la mirada 
Y un deseo en el alma¡Que jamás la encuentre!"

Nunca olvidaré la fecha de mi muerte para el amor. Según ella no quería causarme más dolor, pero el daño que me hizo me inutilizó.  Hasta ahora no me he podido recuperar...

El amor se volvió en odio, pero no odio hacia ella, sino hacia mí mismo. Después del terremoto, conseguí lograr parte de mis metas en el ámbito laboral. Mis amigos me decían que, a pesar de todo me iba bien, pero por dentro estaba - y sigo - muerto.

Ellos no saben que en las noches aún la extraño y que pienso en ella de vez en cuando, a pesar que otra ocupa su lugar. A ésta la quiero, pero a aquella la amé. Con aquella me quería casar. Porque aquella no fue mi primer gran amor, mas bien el segundo, pero ¿y qué si no vienen más oportunidades? ¿Por qué negarse a saber si se pudo? ¿Por qué negarse a siquiera intertarlo...?

Nunca más la he vuelto a ver, pero por su casa he pasado intentando futilmente saber cómo está, pero por suerte, sus padres la niegan. Y eso me hace mucho bien: porque no es bueno molestar a los muertos.

"Solo quiero que una vez algo le haga conmover
¡Que no la encuentre jamás o se que la mataré!"

En dos semanas,  estaré donde ella estuvo aquel día de verano en el cual salió de mi vida. Y otra mujer toma el rol que yo protagonicé en ese momento. Le daré un tierno beso de despedida, aquel que anuncia el inicio del calvario que terminará de asesinar lo poco de inocente que le queda. 

Porque es eso, mi estimado. Nosotros amamos demasiado y nunca dejamos de amar a la primera mujer por la cual pensaste que podías haber muerto por su risa. Lamentablemente, cuando las amas de esa forma y ellas, por culpa de su estúpida vanidad e inseguridad, te dejan y se encargan sinceramente o sin querer de destruirte completamente ... te conviertes en esto: un ser bipolar que por un lado se lamenta del amor perdido y, por el otro lado, sólo quiere matarlas.

"Por favor... ¡sólo quiero matarla!
A punta de navaja, besándola una vez más..."
Loquillo y los Trogloditas - La Mataré


9 opinaron:

L'Earl dijo...

"Hoy en Rincon Para Solteros, un invitado muy especial: Headcliff, de Cumbres Borrascosas. Aplausos!!"(musica de fondo...YA!:"TA-RA-RAAAAAAA, ta-ra-raaaaa...♪")

Hermano, tu post m dejó sin palabras. Creo q la única expresión q le haría justicia sería: "ala mierda".
(y)!

pep_ek dijo...

ala mieeeeeeeeeeeeerrrrrrrrrrrrrrrd....aaaaaaaaaaaaaaaaaaa.

tamare, la gente sigue en el "yo te estimo" de ley y pronto una reunion del Rincón!

bienvenido pes Arcano, y pues te luciste con el post.

atormentado dijo...

el amor a diferencia de una cancion. no es exclusividad de nadie.
al irse ella se fue parte de ese amor. tu parte ya no te seriviria mas adelante. es mejor saberse destruido para ensamblar tu corazon en menor tiempo.
al matar tu corazon destruyes la ilusion de las personas que aun no conoces (y que aun no entran a tu vida)

bienvenido al rincon.

Chambón dijo...

soundbuster, eres un chancay. himura, no existes.
las lágrimas se confunden con las arcadas.

Tikki, The Unholy One dijo...

Arcano de Manrique, periodista de profesión (hasta donde sé), ha hablado. Eso es lo que se consigue escribir cuando uno nace para escritor. Tomaron notas no?? Porke yo si, y bastantes XD.

Ké mejor debut ke este post casi casi de colección. Okaerinasai, Manrique-senpai xD

Claudy dijo...

unico! un post sin igual.. ustedes tambien sufren... amar.. es sinonimo de dolor.. no importa cuanto duela a vces solo nos reconforta amar intensamente.. excelente saludos!

Chambón dijo...

tikki, eres un rosquete. solo te faltó poner 'hazme un hijo'.

NAFURI dijo...

Mientras que algunas esperan otras se dan el lujo de hacert "esto" ...

Sin duda ... especie en peligro de extinción ...

Anónimo dijo...

El coran afirma que esta mal divinizar los sentimientos, nuestro principal amor debe ser a Dios despues a los demas incluida nuestra pareja.
Y clao que se ama con fuerza a las mujeres...son nuestra otra mitad.